El pragmático y el soñador: ¿Qué tipo de cliente es el tuyo?

Опубликовано - Последнее изменение:

La personalidad de los clientes es tan variada como el número de proyectos que podemos llevar a cabo con ellos. Es por eso que es muy importante tener en cuenta este aspecto a la de trabajar, ya que tu propuesta debe estar en la misma linea que lo que el cliente propone. bigstock-handshake-isolated-on-business-13870733Aunque como hemos comentado, es muy difícil hacer una lista de todas las características de los posibles clientes que podemos encontrar, Brennan Dunn si lo ha hecho en su libro Double your freelance rate. Y no se trata de un listado muy amplio sino de una clasificación en dos grandes campos que engloban al todo el colectivo: el cliente pragmático y el soñador. El pragmático Son el tipo de personas que saben que te han contratado para cumplir una necesidad dentro de la empresa. Uno de los signos para identificar si estamos ante un cliente pragmático es que suelen hacer referencia a ti llamándote "proveedor". Se centran en lo cuantitativo, es decir, el número de visitantes,las tasas de conversión, el número de ventas, el presupuesto. En resumen, hablan de resultados específicos. Se trata de un tipo de cliente que establece las expectativas y la obtención de resultados en línea con los objetivos del negocio. No sorprende que el cliente pragmático conecte más positivamente contigo cuando el énfasis de tu oferta está directamente relacionado con sus resultados. El soñador Brennan hace la comparativa entre este tipo de clientes y los adolescentes que sueñan ser estrellas del rock algún día. ¿A qué se refiere? A que los clientes soñadores son aquellos que imaginan a veces, cosas imposibles. No especifican bien las tareas a realizar y con bastante frecuencia se hace difícil trabajar con ellos. Normalmente te piden interminables revisiones y ajustes de tu trabajo porque aunque piensan que saben lo que necesitan, realmente no es así. En este punto es donde tu puedes aportar y dar las buenas noticias: eres el factor clave, el padre o madre de sus ideas y el encargado de deliberar qué hacer para alcanzar los objetivos. La experiencia significa mucho para el soñador: la experiencia de sentarse alrededor de una mesa y burlarse de otros logos o la emoción de recibir una actualización del proyecto por tu parte. La comunicación, aun cuando no hay nada importante que decir, también es primordial para ellos. Tu valía ofreciendo tu servicios dependerán de tu capacidad de ser receptivo y disponible. ¿Podrías catalogar a tus clientes como pragmáticos y soñadores? ¿O crees que es una clasificación demasiado general? Fuente: http://doubleyourfreelancingrate.com/

Следующая статья

Proyectos freelance Informática y Telecomunicaciones publicados en Nubelo - Semana 4 de noviembre 2013